El espejo es un gran aliado que puede beneficiar en gran medida la decoración de nuestra casa, oficina, etc. Estos son algunos de los trucos que puedes tener en cuenta a la hora de vestir un espacio con estilo.

 

  • Un espacio puede cambiar y parecer una estancia totalmente diferente gracias a al efecto de un espejo dependiendo de su tamaño, forma, colocación, marco, etc. En ocasiones, con un simple espejo conseguimos cambiar totalmente la apariencia de nuestro salón, dormitorio…
  • Con un espejo un espacio gana en claridad siempre que lo pongamos hacia una fuente o entrada de luz natural preferiblemente ya que la proyectará al resto de la estancia.
  • También nos ayuda a ganar en espacio y profundidad colocándolo en un sitio estratégico de manera que se vea reflejada una ventana o la puerta de la habitación para que, de esta manera, se refleje el espacio que hay al abrirlas.  
  • Los espejos son un elemento más de decoración y puede darle o acentuar el estilo que queremos conseguir. Es importante elegir un marco que se adapte al estilo de los muebles y los complementos que le rodean en la estancia.
  • Puedes crear diferente diseños utilizando varios espejos que sean iguales o de diferentes formas y tamaños.
  • Un espejo puede conseguir darle el estilo que buscas para una habitación, romper la monotonía de una pared o reflejar la elegancia que buscas.

 

Los espejos que utilices en las diferentes estancias deben tener coherencia y algo de lógica. Si quieres consejo o asesoramiento no duden es ponerte en contacto con nuestro equipo de expertos y te informaremos.