Para una adecuada limpieza y mantenimiento de mamparas te ofrecemos unas sencillas recomendaciones y puedas disfrutar de una mampara limpia y duradera.

Consejos de limpieza de mamparas:

Para que la mampara de tu baño esté siempre limpia y en condiciones higiénicas óptimas. Te recomendamos que sigas estas cuatro pautas:

  • Ventilar el baño después de la ducha

Para evitar la proliferación de microorganismos y agentes patógenos como bacterias y hongos, te recomendamos que ventiles el cuarto de baño después de cada ducha con el fin de reducir la humedad ambiental, pues en este entorno proliferan todo tipo de microorganismos.

  • Secar la mampara después de cada uso con un paño limpio

Con el mismo fin de restringir las condiciones ambientales reduciendo la humedad, es recomendable secar las superficies mojadas por agua o vaho con un trapo seco y limpio.

  • Realizar una limpieza frecuente de la mampara

Para conseguir una limpieza más eficaz, debes limpiar la mampara periódicamente en profundidad, fijándote en los perfiles y burletes y en cualquier recoveco en el que puedan acumularse microorganismos.

  • Utilizar productos específicos para limpiar mamparas (sin lejías y amoniacos)

Para realizar una limpieza adecuada debes limpiar la mampara con productos específicos que contengan biocidas adecuados sin que agredan al material. Fíjate en los envases y en las recomendaciones del fabricante de la mampara.

  • Opta por una mampara antical

Si todavía no la tienes, en la próxima reforma de tu mampara puedes optar una superficie antical. De esta forma evitaras estas incómodas manchas.

Llámanos y te informaremos y asesoraremos.