Cuando pensamos en cristales y en su instalación, parece inevitable que nuestra mente vuele a la típica imagen de dos operarios trasladando, uno a cada lado, un vidrio por el medio de una carretera, cuidando cada detalle para evitar la destrucción del mismo. Es normal, y quizá el cine tenga la culpa, pero este no es el caso del vidrio templado, uno de los llamados cristales seguros, mucho más fuerte y resistente, siendo hasta cuatro o cinco veces más duro que el normal.

Desde Vitreus queremos hablarte de este tipo de vidrio, que no se rompe en formas puntiagudas cuando se quiebra, sino que lo hace en trozos de forma redondeada, evitando así peligros derivados que generen cortes en las personas. Este vidrio es resultado de un proceso de fabricación que le da una alta resistencia a la temperatura.

Además de su resistencia a la temperatura, lo que nos hará encontrar dicho cristal en puerta de horno, pantallas de ordenadores y muchos otros lugares de nuestra vivienda, se trata de unos cristales más seguros, que aguantan mejor el choque, razón por la que se usa en las lunas traseras y laterales de los coches, ofreciendo una mayor resistencia a nuestro vehículo en dichos cristales.

¡Si quieres ampliar toda esta información, no dudes en ponerte en contacto con nosotros!