Cuando debemos decidir la puerta que instalaremos en nuestra vivienda, tanto para interior como para exterior, es importante tener en cuenta las ventajas y los inconvenientes, y por ello, desde Vitreus – vidres i miralls queremos exponerte que clase de ventajas y problemas tiene una puerta corredera, un tipo de puerta con una larga historia, remontada al mundo asiático y a la antigua Roma, donde se han encontrado yacimientos de rieles de piedra para puertas en las ruinas de Pompeya.

Si elegimos instalar una puerta corredera en nuestra vivienda debemos tener en cuenta que se trata de unas puertas que facilitaran notablemente el acceso de la luz. Acabados de cristal transparente o vinilado permiten que la luz entre muy bien en nuestro hogar, iluminándolo completamente, ya sea una puerta interior como exterior. Además, ofrecen la ventaja de optimizar los espacios, permitiendo unir dos estancias casi por completo, así como separarlas con solo correr una puerta, de cara a ofrecer una solución muy eficaz a casas con poco espacio.

Se trata también de una puerta que ofrecerá la ventaja de dar la sensación de espacios más amplios, optimizando la amplitud y la continuidad de las estancias y evitando sentir una situación de agobio ante un espacio pequeño.

Cabe destacar que no aíslan tan bien como otro tipo de puertas, por lo que podemos perder algo de intimidad entre estas estancias con una puerta corredera respecto a otros modelos. ¿Y a ti? ¿Te interesa instalar una puerta corredera en tu domicilio?